El protector tubular es una herramienta que se coloca alrededor de la planta, para ofrecer bien sea a olivos, viñedos, o cualquier otro tipo de planta o árbol que queramos preservar. Es la protección ideal

Al igual que el protector tubular, la malla protectora, ofrece la protección que queramos dar a la planta y además la protege de animales como liebres y roedores; en cambio, el tubo de invernadero, además de proteger a la planta de los pequeños animales que puedan haber en el campo, protege al árbol de las condiciones climatológicas adversas, como son las heladas y el viento.  Provoca en el interior del tubo un microclima, efecto invernadero, y previene a la planta de herbicidas. 

Por tanto, estos productos proporcionan una defensa práctica y eficaz de los agentes externos que en muchas ocasiones no vamos a ser capaz de controlarlo y que por ende, va a perjudicar a la planta.

 

Mostrar barra lateral