Noticias

El fusarium de verano en los céspedes. Alerta

El Fusarium de verano, está ya presente en nuestros céspedes. Hemos recibido varias consultas y fotos para identificar y casi todos los afectados en un principio, pensaron que eran manchas de sequía.

 

b2ap3_thumbnail_fusarium_verano.jpg

 

 

Su desarrollo Suele comenzar normalmente a finales de junio y durante los meses más calurosos de julio y agosto, la Festuca Arundinácea, la Poa y el Raigrás pueden experimentar el desarrollo de manchas marrones que pueden expandirse rápidamente de 15 a 30 cm. El fusarium de verano, es causado por el hongo Magnaporthe poae.

Los síntomas comienzan a aparecer cuando comienza el verano cálido. Manchas marrones se van produciendo mientras se desarrolla la enfermedad. Los brotes varían de los céspedes que se mantienen altamente a los que se mantienen mal. Los síntomas son más pronunciados en el césped con alto mantenimiento.

 

Condiciones para el desarrollo del Fusarium de verano

 

Los céspedes infectados parecen ser propensos a las tensiones ambientales que surgen por:

 

 

 

 

 

 

La enfermedad puede propagarse mediante equipos de mantenimiento y material vegetal infectado. A pesar de que la sequía parece estimular su desarrollo, se encuentra frecuentemente en lugares húmedos.

 

Prevención cultural del Fusarium de verano

Obviamente cualquier tipo de gestión quereduzca el estrés de céspeddurante los meses del  cálido verano ayudará areducir el desarrollo de esta enfermedad. Aplicaciones apropiadas de fertilizantes, aireación, remoción de fieltro, riego profundo y segado más alto ayudarán a prevenir esta enfermedad.

El Tratamiento químico  preventivo es una opción para el control del Fusarium de verano, pero la clave es empezar temprano. Deben aplicarse fungicidas sistémicos apropiados comenzando cuando las temperaturas de la noche permanecen por encima de 21º C. Usar el fungicida incorrecto o los fertilizantes con alto contenido de nitrógeno pueden realmente agravar el problema.

 

Fuente: Zulueta