Noticias

Enfermedades y plagas de la higuera: fitosanitarios para combatirlas

plagas higuera

La higuera es un cultivo muy apreciado por los agricultores y los entusiastas de la jardinería. Como con cualquier otro cultivo, encargarse de una planta es más que regar, abonar y podar. Debemos contar con los tratamientos fitosanitarios para la higuera que la mantengan libre de enfermedades y plagas, así como conocer aquellos que necesitemos para restaurar su salud o minimizar los síntomas.

La higuera y sus peculiaridades

Este árbol frutal pertenece a la familia de las moráceas, que es originaria de Asia Menor. Sus frutos, los higos, están entre las primeras plantas cultivadas por la humanidad. Existen hallazgos arqueológicos neolíticos que sugieren una plantación intencionada de higos, fechados entre el 9400-9200 a. C. Se sabe también que formaba parte de la dieta del Antiguo Egipto, el Imperio Romano e incluso tiene una aparición en el Génesis de la Biblia.

La higuera es poco exigente en lo que se refiere a las condiciones del terreno. Sin embargo, tiene una preferencia por la tierra húmeda. Aunque es muy tolerante a la escasez del agua, tiene unas exigencias mínimas de riego para dar buenos frutos. Los higos son una excelente fuente de energía y van aumentando en popularidad por su sabor, sus beneficios y su versatilidad gastronómica.

Enfermedades y tratamientos fitosanitarios para la higuera

Al igual que cualquier ser vivo, las higueras pueden enfermar. Cada una de estas dolencias es diferente, tanto en causa como en síntomas y tratamientos. Todas pueden tener efectos devastadores en los cultivos de este árbol frutal.

Sin embargo, en ocasiones, no hay otra opción más que curar nuestra planta enferma y aplicar el remedio correcto. A continuación, te hablamos de las enfermedades y los tratamientos fitosanitarios para la higuera que te ayudarán a cuidar de tus plantas:

Negrilla de la higuera

Esta enfermedad debe su nombre al color del polvo que cubre las hojas de la higuera. Esta capa negra impide que el árbol realice sus funciones de forma correcta, afectando también a su crecimiento. Es una afección muy común, en especial en terrenos demasiado húmedos.

Para el control de la negrilla es recomendable el uso de jabones fosfóricos. Estos tratamientos fitosanitarios para la higuera dan muy buenos resultados. Entre las opciones disponibles está Fosfogard, un concentrado soluble de NP 10-5 que además es biodegradable.

Quemaduras del sol

Con las altas temperaturas del verano, las higueras también se ven afectadas. El calor y la exposición directa a los rayos del sol queman y deshidratan tanto las hojas como las ramas del árbol. Una buena forma de prevenirlo es durante la poda de invierno, donde es importante no dejar a la higuera desprovista de ramas en el centro.

Leer ahora  La agricultura del futuro echa raíces en pleno Nueva York

Asimismo, se puede emplear un Protector de Silicoaluminato hidratado. Este genera una capa blanca y reflectante alrededor del árbol que protege a la higuera del daño solar.

Virus del mosaico

El virus del mosaico es una enfermedad causada y transmitida por la picadura del insecto Aceria ficus, el cual habita por toda el área del Mediterráneo. Su alta presencia hace que sea imposible erradicar o evitar esta enfermedad.

El virus puede afectar a toda la planta o solo a una parte, dependiendo del nivel de propagación o de germinación que tenga el virus. Es importante revisar la higuera antes de hacer un injerto, debido a que no solo la picadura del insecto genera la enfermedad, sino que nosotros mismos podemos contagiar a plantas sanas si reciben un injerto infectado.

Entre los síntomas del virus del mosaico destaca el cambio de la coloración de las hojas. El follaje de la higuera se deforma presentando un patrón no definido de manchas y decoloraciones, llegando a tonos amarillos en algunas zonas. Otras hojas pueden atrofiarse, hacerse más pequeñas o presentar tonalidades más claras.

Si la infección es severa, la planta no crecerá tanto y la producción de higos se verá afectada. En caso de tener una higuera enferma con el virus del mosaico, el estrés puede acrecentar la aparición de los síntomas. Esto puede provenir de un exceso o falta de agua, un déficit en los nutrientes o podas muy severas.

Para mantener la planta en buenas condiciones es importante elegir un abono correcto. Las higueras responden bien a la variedad nitrogenada. Estos pueden ser el Efficient en presentación de 12 kg o el Abono Massó huerta-jardín. La cantidad a emplear debe ser determinada por un experto según la necesidad de las plantas.

Podredumbre radicular

El centro de esta enfermedad se encuentra en las raíces, las cuales se destruyen por la afección. Como consecuencia, las raíces no absorben los nutrientes y la savia no circula bien por la higuera, lo que a su vez provoca la pérdida del color de las hojas. Mientras las hojas se tornan amarillas, se marchitan e incluso en una condición avanzada se vuelven marrones y caen, la planta va muriendo por la putrefacción de sus raíces.

Muchas personas, al ver la planta marchita, suelen pensar que es por falta de riego. El agua lo que hace es potenciar aún más la enfermedad. El éxito para combatir la podredumbre radicular está en la prevención.

Para ello, es importante evitar el riego excesivo, así como la saturación de agua estancada. De igual manera, se debe evitar acumular en el tronco de la higuera el abono, estiércol y otros elementos.

Se puede emplear Trichoderma para activar el crecimiento radicular. Este químico es capaz de crecer en las raíces mientras ellas se desarrollan. Por ello, aumenta la resistencia de la higuera ante diversos patógenos. El fungicida Bayer DonJon es un polvo creado para prevenir ataques de hongos fitopatógenos en el sistema radicular.

Leer ahora  "Mis alumnos no creen que duren más de 2 años en un empleo, y 5 les parecen un fracaso"

tratamientos fitosanitarios para la higueraPlagas de la higuera y tratamientos fitosanitarios

Cuidar de las plantas es tener una batalla constante con las plagas, insectos y animales. La higuera cuenta con unos cuantos atacantes muy conocidos que pueden afectar de manera significativa a nuestros cultivos.

Estas son las plagas más comunes que afectan a estos árboles frutales y los respectivos tratamientos fitosanitarios para la higuera con los que puedes cuidar tu cultivo antes de que se eche a perder por completo:

Moscas del higo

Este insecto escoge de manera exclusiva a la higuera, afectando a la planta y a los frutos. La mosca pica los higos cuando estos todavía están verdes. El cambio en el aspecto del higo es muy claro. La fruta se observa picada, cambia de color a una tonalidad morada y, finalmente, cae al suelo, pero nunca llega a madurar. El sulfato de amonio es un buen compuesto para combatir a este insecto.

Plaga de cochinilla

Esta puede ser considerada como una de las peores y más comunes plagas que afectan a la higuera.

Entre los agricultores se la conoce como cochinilla, es de color gris-violeta y tiene forma redondeada. Los insectos atacan a la higuera succionándola y cubriéndola con una costra.

Durante este proceso, las cochinillas generan un líquido pegajoso que ayuda a los hongos a instalarse en la planta. A su vez, atrae a otros insectos como las avispas y las hormigas. En conjunto, el ataque a la planta impide su crecimiento, además de hacer de la higuera un árbol decadente.

En cuanto a los tratamientos fitosanitarios para la higuera con los que combatir la cochinilla se encuentra el jabón fosfórico. Puedes optar por Fosfogard, elaborado por Kenogard, el cual es biodegradable. También está recomendado el uso de Fosmet, cuando más del 90% de los huevos hayan eclosionado. La compañía Sipcam Iberia tiene dos presentaciones de Fosdan 50 de 4 kg y de 1 kg, según las necesidades de tu espacio.

Plaga de barrenillo

Es una plaga exclusiva de la higuera, por lo que es muy común en estos árboles. Estos insectos se alojan en las plantas que ya están débiles o enfermas. Comienzan por hacer agujeros o excavaciones en las ramas, lo que conlleva a que la higuera se seque y muera.

La mejor prevención es mantener a la higuera sana y fuerte. Para evitar la proliferación de hongos es recomendable usar los tratamientos fitosanitarios para la higuera que mantienen a raya la bacteriosis, la monilia y el moteado. Para ello, el Blue Shield 50 WP a base de Hidróxido cúprico 50% es una buena opción, igual que el Koppar Flow cobre 70% de Spachem.

Además, una planta bien abonada crecerá sin problemas. Las higueras requieren de abonos nitrogenados como el Abono Massó huerta-jardín o el Efficient en presentación de 12 kg. La cantidad a emplear debe ser bien medida de la mano de un experto para no perjudicar a la planta. Siempre debemos recordar que, incluso de las cosas buenas, demasiada cantidad es contraproducente.

Leer ahora  Tecnología israelí para cultivar hasta en el desierto

Plagas de almacén

La plaga de Myelosis ceratoniae concentra sus ataques de forma directa en los frutos. Estos insectos destruyen por completo los higos, causando severos daños en la cosecha.

Plaga de agusanado

Esta plaga de la higuera está provocada por una mosca, la Cerastitis capitata. A mediados del verano, estos insectos voladores pican los frutos de la planta. Cuando esto sucede, los higos siguen madurando y creciendo, pero en realidad, por dentro están llenos de larvas, lo que significa que la cosecha se habrá perdido.

En lo que respecta a los tratamientos fitosanitarios para la higuera, en caso de verse afectada por una plaga de la mosca mediterránea de la fruta, es pertinente el uso de trampas. Estas capturarán a los insectos ayudando con el control de la plaga. El pack Decis Trap de 25 unidades se puede distribuir uniformemente por la plantación.

Para eliminar las moscas adultas de Cerastitis capitata también se pueden emplear trampas especializadas. El pack de 25 unidades de la Karate Trap trampa viene equipado con un compuesto de atrayente específico y una tapa con insecticida. Es una trampa- cebo que atrae y mata a la mosca de la fruta.

Es bueno combinar las trampas con el uso de insecticidas que contengan Deltametrin. Estos pueden ser el Delta4 EC de Sapec-Ascenza, el Fakir EC de Sipcam Iberia o el Ritmus de Probelte. Es preferible contar con la asesoría de un profesional para la determinación de las cantidades y los mejores momentos en los que se pueden usar los tratamientos fitosanitarios para la higuera.

Plagas de orugas

Conocidas también como las polillas de las hojas, el nombre científico del insecto es Simaethis pariana. Estas orugas se comen todas las hojas de la planta, dejando solo visible los nervios de su estructura.

plagas del higoEsta plaga pocas veces requiere ser tratada. La baja población de orugas no suele ser un riesgo para los cultivos. Sin embargo, si deseas o necesitas de tratamientos fitosanitarios para la higuera, la solución es el Bacillus thuringiensis, una bacteria que causa daños al sistema digestivo de las orugas.

Así, los insectos mueren al no poder alimentarse. Para tus cultivos, tienes diversas opciones con las que aplicar dicho control biológico. Está el Bactur 2X WP, el Bazthu -32 y el Belthirul además del Sequra WP y el Epsilon.

Cada uno de los tratamientos fitosanitarios para la higuera se debe aplicar con los cuidados y recomendaciones adecuados. Para cuidar de tu planta de higuera busca la ayuda de profesionales y expertos que te proporcionen la información detallada de las concentraciones, cantidad y regularidad con las que debes aplicar el tratamiento. Tu árbol te lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *