Fitosanitarios online

Prays, Glifodes y Euzofera

olives-1752199 1280

Prays

NERACIÓN FILÓFAGA:

los adultos depositan sus huevos en las hojas y las larvas recién nacidas se mantienen en galerías interiores durante el invierno. Al avanzar el estado larvario pueden cambiar varias veces de hoja, alimentándose exteriormente de yemas y hojas, respetando siempre la epidermis superior.

GENERACIÓN   ANTÓFAGA:

los adultos de la generación anterior depositan sus huevos en los botones florales.  Por tanto, las   larvas   de   esta generación se alimentan de los botones florales y las flores. Al final de su desarrollo tejen un capullo con los restos de las flores secas y realizan la crisálida    en    la    misma inflorescencia.

GENERACIÓN CARPÓFAGA:

los adultos realizan la puesta  en  el fruto  recién  cuajado,  al nacer  las  larvas  penetran en el fruto por la inserción del   pedúnculo   lo   que puede  producir  la  primera caída  de  frutos por  prays (caída de San Juan).

Glifodes:

En caso de parcelas con olivos jóvenes, principalmente de regadío, se pueden  realizar  tratamientos  cuando  se  observen  daños  en  los  brotes terminales,  teniendo  éstos más  eficacia  cuando  las larvas  son  pequeñas, utilizando alguna de las siguientes materias activas: betaciflutrín (Bulldock-Adama,  Buckley-Massó), deltametrín, dimetoato, fosmetlambda cihalotrín.

Euzofera:

El adulto es una mariposa de 2-2,5 cm de envergadura a alar de color marrón grisáceo, con dos bandas transversales más claras, cuya puesta se realiza en las bifurcaciones de las ramas principales, grietas, rugosidades, heridas, nódulos de tuberculosis, etc.  La larva es  blanquecina  con  matices  amarillentos  o verdosos que llega a alcanzar los 2,5 cm y excava galerías entre la corteza y la madera. Los daños que provoca esta plaga son debido a las galerías subcorticales de alimentación, por lo que se pueden observar ramas con aspecto deprimido, que amarillean y pueden llegar a secarse.  Los ataques más graves  se corresponden  con plantaciones  jóvenes, debido  a  que  las  galerías  pueden llegar anillar los plantones produciendo la muerte de la planta. En nuestros puntos de seguimiento las capturas de adultos indican que es el momento adecuado de tratamiento. Se recomienda mojar abundantemente los troncos y  ramas  principales  con  alguna  de  las  siguiente  materias  activas: clorpirifos y fosmet.